Aceite de coco – Beneficios

sep 05

Aceite de coco – Beneficios

El aceite de coco se extrae de la pulpa blanca del coco. Esta pulpa está contenida en el interior de la semilla del fruto del coco. El aceite de coco virgen se obtiene mediante extracción y primera prensada en frío de la pulpa del coco.

Composición del aceite de coco / características físico-químicas

Su contenido de grasa saturada ronda niveles que casi alcanzan el 90% de su composición y está formada por ácidos grasos de la cadena media, como por ejemplo el ácido laúrico que representa casi el 45% de su composición, el palmítico, el esteárico y el mirístico.

En cuanto a sus características físico-químicas, el aceite de coco tiene una coloración ligeramente amarillenta cuando se encuentra en estado líquido, es decir, a una temperatura ambiente de unos 25ºC.

En cambio, si la temperatura es inferior, se vuelve de aspecto blanco y denso, semisólido o sólido. Su acidez nunca supera valores de 2º.

Debido a su composición y, a diferencia de la mayoría de aceites vegetales que son líquidos, este resulta más espeso, semisólido.

Beneficios del aceite de coco:

1. La combinación única de ácidos grasos lo dotan de propiedades medicinales muy potentes

El aceite de coco es uno de los poco s aceites de origen vegetal rico en grasas saturadas, con casi un 90% de su composición. Además estas grasas saturadas no son las habituales como las que se encuentran en la carne roja o en el queso. Al contrario, son unas grasas llamadas triglicéridos de cadena media, que también se encuentran en la leche materna, y que está demostrado que son altamente beneficiosos para el organismo. Los ácidos grasos de cadena media se metabolizan de forma diferente a la que lo hacen los de cadena larga, que son los más habituales en nuestra dieta. En concreto, pasan directamente al hígado desde el tracto digestivo, donde se utilizan inmediatamente como fuente de energía o se convierten en cuerpos cetónicos que, entre otras cosas, pueden tener efectos terapéuticos en el cerebro de pacientes con enfermedades como la epilepsia o el Alzheimer.

2. El aceite de coco puede acelerar tu metabolismo haciendo perder más grasa

Los triglicéridos de cadena media presentes en el aceite de coco han demostrado incrementar el metabolismo de las personas que lo consumen en tan sólo 24 hrs, produciendo un gasto energético mayor en el organismo., lo que a largo plazo puede significar una pérdida de peso considerable. 

3. El ácido laúrico presente en el aceite de coco puede matar bacterias, virus y hongos, ayudando a sobrevenir las infecciones.

El ácido laúrico supone casi el 50 % del total de los ácidos grasos presentes en el aceite de coco. Cuando el aceite de coco es ingerido enzimáticamente, se forma un monoglicérido llamado monolaurina. Tanto el ácido laúrico como la monolaurina pueden matar patógenos como bacterias, virus y hongos. Por poner ejemplos estas dos sustancias pueden matar a la bacteria Staphylococucus Aureus (patógeno muy peligros) y el hongo en forma de Cándida Albicans (levadura), este último fuente habitual de infección en la especie humana.

4. El Aceite de Coco puede reducir tu apetito

Sin duda, una de las propiedades interesantes del aceite de coco es que puede reducir el apetito. Esto se debe a que los ácidos grasos que contiene son metabolizados, ya que los cuerpos cetóncisoque se forman pueden contribuir a reducir la sensación de hambre.

5. Los ácidos grasos se transforman en cuerpos cetónicos que pueden reducir convulsiones

La dieta cetogénica (muy baja en carbohidratos y rica en proteína y grasa) se está estudiando para tratar distintos tipos de enfermedades. El mejor uso conocido hasta ahora es en el tratamiento de niños con epilepsia.

6. El Aceite de Coco puede mejorar el nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular.

Las grasa saturadas elevan el HDL (colesterol bueno) y cambian el LDL por el subtipo más benigno. Igualmente mejora la coagulación y el estado antioxidante de la sangre. Esto mejora los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.

7. El aceite de coco protege el cabello frente al deterioro e hidrata la piel.

Muchas personas utilizan el aceite de coco con fines cosméticos ya que numerosos estudios demuestran que el aceite de coco mejora la hidratación de la piel y el contenido lípido de esta. Igualmente protege al cabello frente deshidratación. Otras aplicaciones pasan por dentífricos y sobre todo como enjuagues bucales con el objetivo de matar bacterias de la boca, mejorando la salud dental y eliminando el mal aliento.

8. Los ácidos grasos presentes en el aceite de coco pueden incrementar la función cerebral de los pacientes de Alzheimer

Los estudios demuestran que los ácidos grasos en el aceite de coco pueden incrementar los niveles de cuerpos cetónicos en la sangre y estos pueden, a su vez, proporcionar energía al cerebro de los pacientes de Alzheimer, reduciendo así sus síntomas.

Aceite de coco en comesano.es

http://comesano.es/aceites/534-aceite-de-coco-bio-4260171050112.html

1756 - VECES LEÍDO (total) 2 - VECES LEÍDO (hoy)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de las cookies. - Más información
Aceptar
x